Publicado el

El plan tecnológico que salva a los ninis y desarrolla innovación

Compartelo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest
Compartir

Intel ha puesto en marcha un plan en México para salvar a los ninis a través del desarrollo tecnológico con impacto social.

 

La falta de oportunidades escolares y laborales ha llevado a los jóvenes a engrosar las filas de los ninis en México. En promedio, 12 millones de mexicanos entre los 15 y 29 años de edad ni estudian ni trabajan (los llamados ‘ninis’), mientras que un 50% decide abandonar sus estudios.

Ante este sombrío panorama, el proveedor de tecnología Intel ha puesto en marcha un plan en México para salvar a estos jóvenes a través del desarrollo tecnológico con impacto social.

Makers Share es el nombre del programa que busca reclutar a los integrantes de las generaciones millennial y Z, y hacer que desarrollen sus propios proyectos, sin importar su estrato social.

Antonio Sánchez, director de Asuntos Corporativos para América Latina de Intel, explica que el movimiento maker surgió en Estados Unidos, pero al ver la complicada situación de la población joven en México, la empresa fundada en California decidió migrar el modelo hacia su país vecino.

“México vive un gran problema: sus jóvenes son muy talentosos, pero muchas veces no cuentan con las oportunidades para salir adelante”, lamenta el directivo.

A través del desarrollo de tecnología con impacto social, Intel busca empoderar a los jóvenes mexicanos con la finalidad de reducir los rezagos educativo y laboral.

En este sentido, el corazón de Makers Share está en motivar a los jóvenes a hacer lo que disfrutan.

A medida que aprenden a convertirse en creadores y desarrollar proyectos por su propia cuenta, se transforman en agentes de innovación, pero, sobre todo, de cambio.

Por ello, el directivo insiste en la importancia de que más jóvenes puedan participar en el programa y que adquieran las herramientas y habilidades para hacer que sus ideas se vuelvan realidad.

El hombre creador

Sánchez reconoce que el tema de los makers no es algo nuevo. Dice que “el hombre ha creado desde sus orígenes” y que las experiencias que ofrece el movimiento maker a los jóvenes hace que desarrollen y descubran nuevas formas de resolver problemas cotidianos.

Además, esta actividad ayuda a construir una comunidad que fomenta la práctica colaborativa de la innovación.

Un ejemplo de esto es Shahir Rahman, un joven de 15 años que todos los días miraba cómo su padre intentaba calentar su té en el horno microondas, un ritual que solía terminar en un desastre. La bebida hervía y se derramaba, lo que provocaba que el padre de Shahir se quemara los dedos al intentar manipular la taza.

Esta situación motivó al joven, originario de Oregón, Estados Unidos, a encontrar una solución al problema térmico.

Tras varios días de meditar, finalmente encontró una solución: desarrolló un microondas inteligente que calienta de manera uniforme cualquier alimento sólido o líquido a la temperatura ideal, incluso el té.

El adolescente utilizó sus conocimientos avanzados en matemáticas y computación para convertir un horno microondas convencional en un aparato de cocina automático e inteligente.

Shahir es hijo de dos ingenieros veteranos de Intel, Asifur Rahman y Rawshan Jahan. El estudiante de secundaria ha logrado destacar en la escuela, gracias a sus ideas innovadoras, capaces de resolver problemas en su entorno.

En la actualidad, sus pasos se encaminan a ingresar a una universidad en California que se especializa en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Le gustaría seguir el legado que sus padres han dejado en el mundo tecnológico y, en un futuro, dejar su propia huella.

El comienzo de una nueva era digital

Los millennials (que oscilan entre los 22 a 35 años de edad) y la generación Z (entre los siete y 22 años) están marcando el comienzo de una nueva era digital. Estas generaciones nacieron en un mundo conectado y con el paso de los años han logrado encontrar la forma para apropiarse de él, a través de la tecnología.

El ejecutivo de Intel explica que estas generaciones no se han conformado con ser consumidores; ahora quieren ser creativos y, aunque sus padres tratan de apoyar su desarrollo tecnológico, sin tener un pleno conocimiento en la materia, han logrado cimentar las bases de su futuro.

“Queremos que nuestra comunidad de makers crezca con el paso del tiempo y ayude a que existan menos ninis en el mundo”, detalla Sánchez al destacar que la meta es llegar a 35,000 estudiantes y 3,000 profesores en el primer año de la implementación del programa.

El reto

“Evitar engrosar las filas de ninis en México no es una tarea sencilla”, asegura Roberto Martínez Yllescas, director del Centro de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en México para América Latina.

El directivo precisa que el fenómeno de los ninis ha ido en aumento y se ha desmitificado que es un problema aislado que solo ocurre en las economías en desarrollo, como la mexicana. “Este padecimiento ha crecido en todo el mundo”.

La dinámica de los ninis refleja dos tendencias globales:

1) La falta de acceso a oportunidades laborales y educativas.

2) La transformación tecnológica. Ambas han producido una brecha cada vez más grande entre lo que requiere el mercado laboral (las empresas empleadoras) y lo que obtienen de capital humano egresado de las universidades y centros educativos, y además se le agrega la masa demográfica de personas que no han accedido a la escuela.

“Tenemos una triple barrera estructural: el mercado laboral, el divorcio entre lo que piden las empresas y lo que producen las escuelas, y la exclusión en crudo y duro”, advierte el directivo de la OCDE.

Aunque el panorama puede parecer desalentador para los jóvenes en México, el ejecutivo de Intel se muestra optimista y augura un buen futuro para el movimiento maker, pues la empresa tecnológica, con casi medio siglo de existencia, ha transformado su visión y está dispuesta a que menos jóvenes en México se conviertan en ninis.

“Las ambiciones de Intel están puestas en dejar de ser una compañía que durante muchos años basó su operación en la computadora personal, a ser una empresa de datos, de información, y ayudar a los millones de jóvenes a crear un mundo mejor con tecnología”.

De: http://www.altonivel.com.mx/plan-tecnologico-salva-a-los-ninis-desarrolla-innovacion/

Comments

comentarios