Luces de terremoto: Por qué se iluminó el cielo durante el sismo

Compartelo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest
Compartir

Al momento de un sismo, cuando las placas tectónicas chocan entre sí o se superponen unas con otras, se genera una fricción que produce una carga eléctrica. Te explicamos el proceso.

luces sismo
Los destellos de luz de diversos colores que suelen presentarse cuando se registra un sismo no son una leyenda urbana, ni un fenómeno paranormal o de origen extraterrestre, en realidad se trata de una manifestación natural de las placas tectónicas que ya ha sido estudiada por la ciencia, y que recibe la denominación de “luces de terremoto” (earthquake lights).

Un estudio de la Sociedad Americana de Física (APS, por sus siglas en inglés) reveló que en el momento de un sismo, cuando las placas tectónicas chocan entre sí o se superponen unas con otras, se genera una fricción que produce una carga eléctrica, y esta es la que se proyecta en la superficie en forma de luz.

Para facilitar el entendimiento de este fenómeno, la científica Karen Daniels explica en su análisis que la electricidad de las placas tectónicas, antes o durante un temblor, es similar a la que se presenta cuando una prenda de vestir de algodón se frota con un suéter de lana, generando estática.

En el caso de las “luces de terremoto” la carga eléctrica se desarrolla porque las placas tectónicas se friccionan entre sí, junto con el polvo y diversos minerales que se ubican en el interior de la Tierra. Se trata de un “efecto triboeléctrico”, es decir, la electrificación que se genera a partir de la fricción de diferentes materiales, de acuerdo con el estudio de la APS.

Las “luces de terremoto” han sido analizadas desde el siglo XIX, de hecho, el ingeniero irlandés Robert Mallet, considerado el padre de la sismología, reportó este fenómeno en cinco de sus publicaciones, escritas entre los años 1851 y 1855.

A su vez, un artículo publicado por los científicos Robert Thériault, France St-Laurent, Friedemann T. Freund y John S Derr, en el Boletín de investigación sismológica, detalla que los destellos de luz que se observan durante los terremotos podrían estar asociados con la magnitud que presente el sismo. Si bien estas luces pueden ocurrir independientemente de la intensidad del movimiento telúrico, en “la mayoría de los casos estudiados (80%) se observaron en eventos con magnitudes superiores al 5” grados en la escala de Richter.

En este último estudio, sus autores infieren que la fricción de las capas tectónicas genera un estrés de los materiales que las componen, y este a su vez produce una carga eléctrica que se proyecta en la superficie. Si el terremoto es muy intenso el estrés es mayor, por lo que los destellos de luz serán más perceptibles debido al aumento de la electricidad que se genera.

En sus conclusiones, Robert Thériault, France St-Laurent, Friedemann T. Freund y John S Derr apuntan que las “luces de terremoto” pueden ser clasificadas en dos diferentes grupos, con base en el momento de su aparición: Por una lado están las luces presísmicas, que generalmente ocurren unos cuantos segundos antes de un terremoto, aunque hay casos en los que incluso el fenómeno se presenta hasta algunas semanas previas del sismo. Por el otro están las luces cosísmicas, “que pueden ocurrir cerca del epicentro (inducidas por el estrés del movimiento) o a grandes distancias del mismo, conforme avanzan las ondas” del meteoro.

Añaden que las “luces de terremoto” durante seísmos de magnitudes bajas “parecen ser raros”, aunque vale la pena mencionar “que un fenómeno luminoso, con las mismas características que las luces de terremoto, ha sido documentado en áreas que no están asociadas con sismos”.

Todo el proceso responsable de la generación de esta luminosidad “ha sido explicado en términos de la llamada Teoría de la tensión tectónica”, agregan los autores del artículo citado. Esta última establece que no todo el estrés de las placas tectónicas de la Tierra “genera una ruptura en la roca, produciendo un terremoto”, por ende, es mucho más adecuado que el fenómeno lumínico se denomine “luces por estrés tectónico”, toda vez que estos destellos también pueden presentarse sin que se registre un sismo.

A su vez, un ensayo de los sismólogos Juan Antonio Lira y Jorge A. Heraud, de la Pontificia Universidad católica de Perú, revela que estos destellos de luz no son generalizados, pues solo se observan en “ciertos puntos de la superficie de la Tierra”, al momento de que las fuertes ondas sísmicas liberan parte de su energía. Esto se debe al tipo de minerales contenidos en el área donde se produce la fricción, ya que la carga eléctrica que se genera está relacionada con la polaridad que manifiestan las partículas de las que se componen esos materiales.

De: https://www.altonivel.com.mx/luces-terremoto-se-ilumino-cielo-sismo/

Comments

comentarios